La memoria del clima es caprichosa

Si este blog sigue dentro de un año vamos a ver si cambian las sensaciones. Ya parece que en Madrid (estamos a 15 de octubre) los días amables en cuanto a clima son historia, la semana pasada ya puse un edredón fino de entretiempo, hasta ahora tenía una colcha porque una cama vestida con las sábanas solas es muy triste (al menos a mi entender).

Las mangas cortas ya han desaparecido y dentro de poco vendrá la avalancha de las botas, aquí en calzado femenino se pasa de sandalias a botas en transición brusca.

El año pasado la calefacción empecé a ponerla el 1 de noviembre (creo), este año a ver cuándo toca.